A pesar de las dificultades económicas y del impacto tan fuerte de la inflación, hogares y empresas están tributando más que nunca.

Mientras entre enero y abril de 2021 la DIAN recaudó $ 55,3 billones, en el mismo periodo de 2022 la cifra subió a $ 74,5 billones, es decir, los contribuyentes aportaron diecinueve billones doscientos mil millones de pesos más que para el mismo periodo de 2021.

El crecimiento equivale a más del 34 %.