La Fiscalía presenta excusas por su ausencia.

Luego de la masacre en Tame, Arauca en la noche del domingo pasado y que cobró la vida de cuatro personas, incluidos dos menores de edad, el CTI de la Fiscalía no llegó para llevar a cabo el levantamiento de los cuerpos y salvaguardar la escena del crimen, actividades que eran clave para esclarecer lo sucedido.

Ante esto, la Fiscalía emitió un comunicado en el que se excusa por no atender a tiempo este suceso. En primer lugar, señalan que la falta de un helicóptero propio impidió el pronto traslado de los investigadores a la zona. En segundo lugar, señalan que «las difíciles condiciones meteorológicas presentes en el área» fueron otro factor que imposibilitó la salida de la comisión judicial al lugar.

Asimismo, la Fiscalía argumenta que «las circunstancias de orden público en la zona también afectaron el pronto desplazamiento del grupo itinerante integrado por un fiscal delegado y policía judicial del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y de la Sijín de la Policía Nacional» y que se hizo necesario el acompañamiento del Ejército.

Lo cierto es que, ante la ausencia de la Fiscalía, la decisión de las familias fue recuperar los cuerpos de sus seres queridos y llevarlos a la funeraria local, lo que pudo alterar la escena del crimen y con ello, las pruebas que pudieron servir para la investigación.

La Fiscalía asegura que desde las 6:00 p. m. del lunes 18 de abril se adelanta la inspección al lugar de los hechos por parte de la policía judicial.