Ustedes recuerdan que el Senado de la República estudió y votó el proyecto de reforma constitucional que crea 16 curules de paz en la Cámara. Cuando se produjo la votación, el Gobierno y la mesa directiva del Senado se enfrentaron: según el Senado, la votación fue 50 por el sí y 16 por el no; según el Gobierno, esa era mayoría suficiente para considerar aprobado el proyecto, pero el secretario del Senado, Gregorio Eljach, aseguró que 50 no era la mayoría reglamentaria. El senado tiene 102, pero hay 3 curules anuladas porque sus titulares están en la cárcel. Como el Senado estaba solo integrado por 99 miembros, el Gobierno sostuvo que 50 sí es mayoría.

Hubo entonces tutelas, acciones de cumplimiento y hasta demandas penales contra los directivos del Senado. Y el Gobierno interpuso un recurso ante el Consejo de Estado, que estaba pendiente de resolver; las demás decisiones judiciales fueron favorables para el Senado. Hasta esta mañana faltaba la decisión del Consejo de Estado.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, dirigió hoy al Consejo de Estado este oficio y liquidó el asunto; el ministro advierte que lo hace porque el próximo lunes, durante el Congreso en pleno, el presidente del mismo, Efraín Cepeda, y las distintas bancadas van a presentar un proyecto para crear las 16 curules de paz, que era lo que el Gobierno quería.

¡Y todos felices, a comer perdices!