A cuentagotas se está dando la restructuración en la Casa de Nariño y la designación de varios funcionarios en algunos cargos claves de la administración pública.

Hay nueva consejera para la Reconciliación Nacional, despacho que será clave dentro del esquema de la paz total con los grupos armados. La nueva consejera es la española nacionalizada colombiana Eva Ferrer, considerada como la mano derecha de la primera dama, Verónica Alcocer. Ferrer, era la consejera presidencial para la niñez.

Otro nombramiento que se oficializa es el de María Valencia Gaitán como directora de la Unidad de Cumplimiento, cargo clave en el esquema de la paz total y en la ejecución de las inversiones del Gobierno. La nueva directora es nieta del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán y su designación se conoce hoy, cuando se cumplen 120 años del natalicio del asesinado del llamado Tribuno del Pueblo.

También se oficializó el nombramiento de la alcaldesa de Apartadó Gloria Cuartas como directora de la Unidad de Implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de la Paz.

Tres mujeres que jugarán un papel fundamental en la paz total del presidente Petro.