En un nuevo intento por acabar con alias «Guacho» y atacar a bandas criminales que operan en Tumaco, la Policía Antinarcóticos adquirió diez nuevos helicópteros Black Hawk superequipados. Reforzarán la flota para llegar hasta las zonas más recónditas en el Pacífico colombiano. Los helicópteros cuentan con equipos de identificación para poder ingresar y llegar a las zonas de difícil acceso, donde se ocultan bandas narcotraficantes que usan las antiguas rutas de las Farc para narcotraficar.

Con estos diez nuevos helicópteros, la Policía dispondrá de una flota de 19 aeronaves para perseguir a Guacho y evitar resiembras, disminuyendo la resiembra de cultivos ilícitos.