La junta directiva de la Sociedad de Agricultores de Colombia sesionará mañana por primera vez en este año, en medio de un ambiente de desconcierto y desazón.

Dos razones preocupan a los presidentes de los 40 gremios afiliados a la SAC: la primera es la posibilidad de que se presente un relevo en el Ministerio de Agricultura y pase a convertirse en un fortín de los políticos; la segunda es la opción de que el presidente de la SAC, el exviceministro Jorge Bedoya, llegue a un ministerio en medio de los posibles cambios en el gabinete. La SAC no ve bien ninguna de las dos posibilidades y tiene muy presentes las palabras pronunciadas por el presidente Duque en el Congreso agropecuario, cuando prometió mantener al sector del agro lejos de cualquier interés político.

Los miembros de la junta de la SAC esperan que lo cosechado hasta ahora en el agro no se pierda.