Con la consigna ‘’la pandemia no me calla’’, los estudiantes decidieron volver a la calle. “Estamos marginados por este Gobierno” dijo la vocera de los desalojados en Altos de la Estancia, en Ciudad Bolívar, que también se unieron a la marcha.Sin embargo, en la calle 26 empezó el desorden. La estación de TransMilenio del Concejo de Bogotá fue atacada. Varios paraderos también fueron blanco de los ataques a piedra.

La marcha continuó hacia la Fiscalía. La Policía y el Esmad empezaron a cerrar las vías y el caos llegó a las calles una vez más. Gases lacrimógeno, gas verde y muchos detenidos. varios buses y patrullas de la Policía fueron necesarios para trasladar a los capturados, principalmente jóvenes.

El paso estaba cerrado hacia la Fiscalía y la revuelta se trasladó a la calle 26, cerca a la Universidad Nacional.

La calma retornó y la marcha volvió a empezar en la séptima, cerca al museo Nacional, donde volvieron los cánticos y las consignas.