En el fallo, se ordena a la concesionaria integrada por la multinacional brasilera, Episol, y el grupo Solarte el pago de una multa para reparar a la nación por 800.000 millones de pesos.

Además la concesionaria fue inhabilitada por 10 años, en los que no podrá contratar obras públicas.

El magistrado Luis Lasso ordenó además la suspensión definitiva del contrato de la Ruta del Sol, luego de que se comprobaran el pago de sobornos por parte de Odebrecht.