El Tribunal Administrativo del Atlántico condenó a la empresa Bavaria a pagar más de 90 mil millones de pesos a la Gobernación de ese departamento tras un lío jurídico en el que el ente territorial reclamaba la cancelación de impuestos entre 2006 y 2009.

Por no declarar el pago de la estampilla pro hospital Cari durante tres años, el Tribunal Administrativo del Atlántico condenó a la empresa Bavaria a pagar con intereses.

Según la Gobernación, la empresa cervecera justificaba la no cancelación por una supuesta ilegalidad del impuesto.

«El Tribunal Administrativo del Atlántico mediante providencia anotada ha decidido que si bien la causación del tributo hoy en día se encuentra anulada, por parte de la jurisdicción de lo contencioso administrativo, los daños causados durante la vigencia, durante el tiempo que estuvo vigente esa ordenanza son válidos en cuanto a los recaudos que está haciendo la Gobernación del Atlántico. Por ende la estampilla Cari estuvo vigente durante unos años y eso lleva a la validez por parte del departamento», aseguró Rachid Náder secretario jurídico de la Gobernación del Atlántico.

El mandamiento de pago inicial lo profirió la Gobernación en 2016 después de iniciar el proceso en 2011.

«Hoy en día los intereses suman más del 70 por ciento de la deuda. Como tal las estimaciones que hoy se hacen llevan a que hoy la suma llegue a más de 90 mil millones de pesos», explicó Náder.

A Bavaria le queda la posibilidad de apelar ante el Consejo de Estado.