Así estuvieron hoy las estaciones de monitoreo del aire en el Valle del Aburrá: 11 en naranja, tres en amarillo, una en marrón y dos de tráfico en rojo.

A través de una medida cautelar el Tribunal Administrativo de Antioquia le ordena a la autoridad ambiental de Medellín, que es el Área Metropolitana, y a la alcaldía que adopten medidas inmediatas para evitar que los niveles de contaminación sobrepasen el amarillo.

«Para evitar que la calidad del aire inmediatamente esté a punto de pasar a un nivel naranja que afecta la salud a grupo sensible de la población como a niños, personas de la tercera edad o personas con problemas respiratorios vayan a presentar inconvenientes. Entonces le da la orden al municipio para que dentro de la discrecionalidad y dentro de un ejercicio de ponderación y razonabilidad adopte las medidas que dentro de su discrecionalidad considere pertinentes, eso sí que se muestren resultados, que se vean básicamente en las distintas estaciones de medición de la calidad del aire en el Valle de Aburrá», indicó el magistrado Álvaro Cruz Riaño, presidente del Tribunal Administrativo de Antioquia.

Pide el Tribunal que la verificación sea constante, día a día, y de acuerdo con los resultados se adopten correctivos.

De no cumplirse esta medida cautelar los representantes de la autoridad ambiental tendrían sanciones.

«Ahí vendrían sanciones de multa u otras sanciones que estipula la ley 472 en caso de que efectivamente no se estén cumpliendo por parte de las autoridades locales las medidas que estamos decretando en esta providencia judicial», aseguró Riaño.

Estas medidas deben ser cumplidas inmediatamente, por eso se esperan medidas urgentes pues el Área Metropolitana levantó el pico y placa toda la Semana Santa.