El Tribunal Superior de Barranquilla a través de la Sala Octava de Decisión Civil de Familia ordenó mantener el secuestro del tesoro que se encuentre en el Galeón San José en la profundidad del mar Caribe. 

Esta decisión es el resultado de la apelación de la firma Sea Search Armada que reclama el 50 % del tesoro, tal como lo decidió la Corte Suprema de Justicia.

Para la firma norteamericana, el fallo del tribunal es una garantía para el cumplimiento de la sentencia del 12 de octubre de 1994 que le entregó la mitad del tesoro.