Un triple homicidio se presentó en un bar del occidente de Medellín cuando hombres armados llegaron a disparar contra un grupo personas que departían en el lugar. Otro de los asistentes resultó herido y se recupera en un centro asistencial.

Hasta el bar del barrio Laureles, en el occidente de Medellín, llegaron hacia la media noche dos sicarios en moto y dispararon varias veces contra los asistentes. Tres personas fueron asesinadas y otra resultó gravemente herida por los impactos de bala.

Andrés Tobón, secretario de Seguridad de Medellín, “en particular se considera que el ataque iba a dirigido contra las personas que estaban allí sentadas toda vez que el sicariato se utilizó de esta manera y el silenciador da cuenta de una intención de este nivel”.

Entre las víctimas se encuentra el administrador del establecimiento comercial, sus vecinos aún no salen de la conmoción por el crimen.

Gerson Palacios, vecino de la víctima dijo, “una buena persona, cuando terminamos la jornada lo veíamos ahí, lo saludábamos, una persona bien».

“La cuarta persona está en observación, ya salió de cirugía y tiene pronóstico reservado y está estable”, indicó Tobón.

Las autoridades recuperaron una pistola que fue arrojada por los delincuentes una cuadra abajo; a través de cámaras de seguridad se trata de establecer la identidad de los responsables para dar con su ubicación.