Cuando se decidió que el exsenador Luis Eduardo Gil compareciera vía Skype, la señal no funcionó. 

La Procuraduría aseguró que no había garantías y esta se suspendió. 

El abogado defensor del exsenador aseguró que se demostrará que hay un montaje. 

El exfiscal Carlos Julián Bermeo, a su salida, señaló a la Fiscalía de haber puesto el dinero, que según la defensa, había salido de un fondo especial de la entiedad.