El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó duramente a los fabricantes de medicamentos y las aseguradoras de salud, entre otros, por el alto costo de las medicinas; y anunció que tomará medidas para reducir los precios.

Luego de una fuerte crítica contra las grandes fábricas de medicamentos, las aseguradoras de salud y las entidades que otorgan beneficios farmacéuticos, el mandatario estadounidense, Donald Trump, señaló que las medicinas recetadas se volvieron inasequibles para los estadounidenses.

Ninguna industria gasta más dinero en cabildeo que la industria farmacéutica. El año pasado, estas compañías gastaron casi USD 280 millones en cabilderos. Eso es más que contratistas de tabaco, petróleo y defensa combinados”, indicó el mandatario.

Trump anunció que tomará medidas para aumentar la competencia y reducir los precios, y que su Administración eliminará a los “intermediarios” en la industria farmacéutica porque están haciendo una “fortuna absoluta” a expensas de los contribuyentes estadounidenses.

Remarcó que hay medicinas que en otro país, cuestan unos dólares mientras que en Estados Unidos valen cientos de dólares pese a tener los mismos componentes y producirse en la misma planta, lo que consideró inaceptable.