El más feliz con la visita del líder norcoreano a la China parece ser el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien no se guardó la emoción que le produce su próximo encuentro con el dictador asiático.

El refrán popular ojo por ojo, diente por diente, está siendo aplicado por Estados Unidos y Rusia. El 26 de marzo el gobierno de Donald Trump expulsó a 60 diplomáticos rusos y cerró el consulado de ese país en Seattle por su cercanía física a bases de submarinos y aviones militares.

Rusia tomó idéntica decisión. Expulso a 60 diplomáticos estadounidenses, 58 de la embajada en Moscú y dos funcionarios del consulado de Yekaterinburgo. Los diplomáticos deberán abandonar Rusia a más tardar el 5 de abril.

Pero la guerra diplomática entre Rusia y Estados Unidos es ganancia para China y para su líder Xi Jingping que desafió a Donald Trump quien acababa de anunciar aumento de aranceles para los productos chinos, al recibir en su primera visita oficial desde cuando es presidente de Corea del Norte a Kim Jong Un, que también ha desafiado a Estados Unidos con su programa nuclear.

Pero la Casa Blanca, interpretó a su favor la visita de Kim Jong Un a China y dijo que es un triunfo para Estados Unidos. Trump aseguró que el encuentro entre los líderes asiáticos es definitivo para que el presidente de Corea del Norte desista de su programa nuclear. Esa afirmación parece coincidir con las palabras del presidente de China, Xi Jingping que aseguró al término de su reunión con Kim Jong Un que espera con buenos pronósticos su encuentro con Trump.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO