El presidente Donald Trump y el mandatario chino Xi Xinping se verán las caras durante el G20, en lo que será uno de los momentos álgidos de la cumbre en Buenos Aires, marcada por graves divergencias entre las mayores potencias. 

De momento, el único consenso parece ser los tributos que los líderes de las 20 principales economías del mundo dieron al expresidente estadounidense George H.W.Bush.

El ambiente en el segundo y último día del foro es de reserva. «El crecimiento mundial es sólido pese a que hubo un leve retroceso. El sol sigue brillando, pero nubes negras están llegando y algunos de nosotros ya sentimos las gotas caer», dijo un funcionario europeo bajo anonimato a la prensa.

Al encuentro entre Trump y Xi durante una cena al margen del foro lo precede un listado de diferencias. Una «guerra comercial» se inició cuando Trump impuso aranceles que alcanzaron a 300.000 millones de dólares de importaciones, de los cuales 250.000 millones de dólares correspondían a productos chinos. 

La próxima batería de medidas está prevista para el 1° de enero, cuando los aranceles de Estados Unidos a importaciones chinas por unos 200.000 millones de dólares podrían subir de 10% a 25% si no hay acuerdo.

Antes de dejar Washington, Trump dijo ver «buenas señales» en las relaciones comerciales con China, pero a la vez se mostró reticente a un acuerdo inmediato.  «Creo que estamos muy cerca de hacer algo con China pero no sé si quiero hacerlo», expresó.

En su discurso ante los demás líderes, el mandatario chino dio un claro mensaje: los miembros del G20 deben «comprometerse con la apertura y la cooperación y sostener el sistema comercial multilateral».

Publicidad

«En seis meses, el número de nuevas medidas restrictivas al comercio aplicadas por los miembros del G20 se duplicó», advirtió, y sostuvo que es necesario multiplicar las consultas entre países «para alcanzar un progreso gradual en lugar de imponer posturas a los demás».

Durante años, Estados Unidos acusó a China de manipular su moneda, el yuan, para volver más competitivos sus productos.

Con la llegada de Trump a la Casa Blanca y sus medidas proteccionistas, el gobierno norteamericano pasó a la acción. Pero el déficit comercial con China continúa profundizándose. 

En setiembre alcanzó un nivel récord con China. Del total de 54.000 millones de dólares en rojo, 37.400 correspondieron a los intercambios con China.

En lo que va del año, el déficit comercial estadounidense registra un aumento de 10,1% a 445.160 millones de dólares, según datos del Departamento de Comercio.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO