Estas madres (ver video) tienen en común hijos en condición de discapacidad y esto hizo que se unieran en un grupo para recibir un curso de cuidadoras, para poder apoyar a sus pequeños.

En este programa interactúan con sus hijos y con ellas mismas y a través del juego se pueden conectar con los pacientes.

El programa impulsado por el Instituto Roosevelt lleva dos años y ya ha graduado a 45 madres que saben la importancia de cuidarse y de cuidar a sus hijos.