La compañía de transporte Uber dio a conocer un prototipo de taxi aéreo eléctrico que empezará sus pruebas en 2020 en Estados Unidos y Dubai, con el objetivo de iniciar su servicio comercial en 2028.

De igual manera, la empresa indicó que esta iniciativa «generará grandes cambios a nuestras ciudades y vidas: viajes diarios más rápidos, menor congestión del tráfico y un aire más limpio en todo el mundo».

Un viaje en auto entre la Marina de San Francisco y el centro de San José, en Estados Unidos, supone hoy en día dos horas. Pero con el servicio del taxi aéreo eléctrico, el viaje se acortaría a quince minutos con un coste inicial de 129 dólares por trayecto.

Publicidad

En la actualidad, ese trayecto con UberX cuesta 111 dólares y con UberPool 83 dólares. Pero Uber señaló en su documento que en el largo plazo, el precio del taxi aéreo se reduciría a 20 dólares para el trayecto entre San Francisco y San José.

«La aviación a demanda tiene el potencial de radicalmente mejorar la movilidad urbana, devolviendo a las personas el tiempo perdido en sus viajes diarios», explicó Uber.

La compañía rechaza los helicópteros actuales para crear esta red porque son demasiado ineficientes energéticamente y se inclina por un aparato con alas que sea capaz de volar utilizando baterías eléctricas, y de alcanzar velocidades de entre 150 y 200 millas por hora y despegues y aterrizajes en un minuto.