Aunque el fiscal Martínez creó su propia Policía Especializada Financiera, Colombia tiene un equipo de investigación especializado y con trayectoria en la materia, que actualmente está acéfalo.

La UIAF tiene acceso directo a la información colombiana y a la de 152 países, que sería útil para investigar el caso Odebrecht pero está sin director desde abril del año pasado.