La Superintendencia Nacional de Salud le dio un ultimátum a la EPS Medimás para que en seis meses solucione las deficiencias que afronta actualmente en la atención a sus usuarios.

El superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz, señaló que son tres los grandes temas en los que debe trabajar Medimás y, para ello, deberá entregar informes mensuales de sus avances.

«Lo primero que debe consolidar es una buena red de prestadores de salud; segundo, debe atender las quejas y reclamos de sus usuarios, y tercero, debe demostrar un manejo transparente de los recursos que recibe para la salud», indicó el funcionario.

Por su parte, el procurador delegado para la Salud, Protección Social y el Trabajo Decente, Luis Adolfo Diazgranados Quimbaya, aseguró que después de adoptar todas las medidas seguramente la Superintendencia tendrá que tomar las decisiones que considere pertinentes respetando el debido proceso y el derecho a la defensa.

«Los seis meses no significan un plazo. Nosotros estamos hablando que desde ya se adoptan medidas y este trabajo articulado debe arrojar unos resultados en pro del derecho fundamental de más de 4 millones de colombianos. En el momento pertinente, puede ser antes de los seis meses, se pueden adoptar las medidas que correspondan», explicó el procurador delegado.

Precisamente, la Superintendencia de Salud dio a conocer una nueva multa impuesta a Medimás por 1800 millones de pesos relacionada con el incumplimiento en la conformación y el seguimiento a la red de prestadores de salud.

Ante el anuncio de la Superintendencia, Medimás EPS informó mediante un comunicado que, continuará adelantando sus labores operativas, jurídicas y financieras, entre otras, también que ha resuelto el 96% de las peticiones de los usuarios, correspondientes a servicios de salud y seguirá cumpliendo el cronograma de implementación del modelo de atención en salud que definió la compañía en los tiempos establecidos por el órgano de control.