Tras las supuestas irregularidades que se han venido presentando en el manejo de los fondos destinados para la paz, hoy el vicepresidente Óscar Naranjo, tras su reunión con el equipo del postconflicto, aseguró que no se puede confundir la velocidad con la transparencia del proceso después de la firma de la paz.

“El presidente Juan Manuel Santos le solicitó a la Fiscalía, verificar el uso de los recursos destinados para el postconflicto y cuando se conozcan los responsables se actuará sin contemplaciones”, indicó el vicepresidente Naranjo.  

“El proceso de auditoría del gasto del postconflicto las realizarán empresas encargadas de auditar y controlar estos recursos”, explicó.

De igual manera, aseguró que “El Gobierno reconoce con humildad que ha faltado coordinación en la implementación de los acuerdos, y es una gestión exclusiva de la Vicepresidencia de la República, por lo que asumo toda responsabilidad”.

“Hasta el último día de nuestro Gobierno estaremos blindando la paz contra la amenazas de la corrupción”, explicó.  

El general Naranjo explicó que “algunos embajadores señalaron durante la reunión que es necesario mejorar la comunicación con el fin de que los ciudadanos puedan saber cómo avanza la construcción de la paz (…) Seguiremos teniendo su respaldo sin vacilación”.  

Por orden del presidente Santos, la Vicepresidencia será la encargada de mantener al tanto a la comunidad internacional sobre las próximas inquietudes y preocupaciones.