Entre los municipios de Puerto Mosquito y Boquerón, cerca de la Gamarra en el departamento del Cesar, a la 01:30 de la madrugada del sábado 120 canecas de cianuro, toneladas de alimentos y combustibles cayeron al río Magdalena.

Ante la emergencia, La directora de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres, Luz Amanda Pulido, alertó el cierre provisional de los acueductos ribereños que surten de agua al Cesar, Bolívar y Atlántico.

Aunque aún no se ha determinado si el agua esta contaminada, técnicos fueron enviados al lugar del desastre para establecer si el cianuro y combustibles tomado curso.

Publicidad