Mientras los universitarios manifiestan su afán de paz pronta en las calles, en el palacio presidencial las reuniones entre los del Sí y los del No parecen dar frutos.

Algunos de los asistentes se atrevieron a asegurar que la reunión Uribe-Santos fue en realidad un fracaso.