Para poner fin a su vida, un hombre trató de arrojarse desde un puente peatonal en Bogotá… Las autoridades lograron someterlo y salvarle la vida.

El hombre aseguraba que se iba a suicidar porque no la daban atención médica a un hijo suyo… Hasta ahora nadie ha podido confirmar la historia porque, según las autoridades, el frustrado suicida padece trastornos siquiátricos.

A las 11 de la mañana la calma en el puente peatonal de la carrera 61 con Av. Américas en el occidente de Bogotá fue interrumpida por este hombre que intentaba arrojarse a las vías de Transmilenio.

Franklin López, de 35 años de edad, exigía a las autoridades de salud que atendiera  a su hijo menor que es discapacitado.

Conforme pasaban los minutos, la tensión aumentaba mientras las autoridades intentaban acercarse. El hombre amenazaba nuevamente con lanzarse del puente.

En cuestión de segundos y aprovechando el momento de distracción del hombre, un conductor de la secretaría de Salud lo tomó por la espalda evitando una tragedia.

Policías y miembros de la secretaría de salud lo intentaron estabilizar.

Según los organismos de salud este hombre  tenía antecedentes de trastornos mentales.

Franklin López fue trasladado a la unidad de psiquiatría del hospital Santa Clara.