Un hombre armado con un cuchillo mató a su madre y a su hermana e hirió a otra persona en Trappes, una localidad a 30 kilómetros de París, antes de ser abatido por la Policía sin confirmar si el ataque, reivindicado por el EI, es un acto terrorista.

El atacante fue abatido por la Policía cuando salió de la casa donde se había atrincherado.

Poco después del ataque el EI se atribuyó su autoría. «El autor del atentado en la ciudad de Trappes» es «uno de los combatientes del Estado Islámico y perpetró ese ataque respondiendo al llamado a atacar a ciudadanos de los países de la coalición» internacional, afirmó Amaq, la agencia de propaganda del grupo yihadista.

Sin embargo, la policía no excluye otras pistas. El atacante estaba fichado desde 2016 por apología del terrorismo, según una fuente de seguridad, pero dada la identidad de las víctimas la policía exploraba también la pista de un drama familiar.

Por su parte, el ministro del Interior francés, Gérard Collomb, confirmó la “neutralización del individuo” y afirmó que las fuerzas del orden están investigando para «esclarecer las circunstancias de este drama».

Publicidad

Por último, Collomb agregó que sus “pensamientos están con las víctimas y sus allegados”.