La aceptación de la renuncia al Senado del detenido Ciro Ramírez se volvió una prioridad grande, al punto que un micrófono indiscreto, grabó la urgencia del secretario general del Senado para lograr la aprobación de esa renuncia ¿cuál es la razón? Muchos dicen que la urgencia está dada porque quien reemplace a Ciro Ramírez entrará a la Comisión Primera, que debe aprobar la Ley que citará a referendo para autorizar una nueva reelección. El secretario del Senado, que tuvo un papel estelar en la aceptación de la renuncia, es Emilio Otero, una ficha política del detenido senador Mario Uribe, primo del presidente.

El debate a la ley de huelga fue interrumpido por Hernán Andrade, quien en ese momento presidía la plenaria.

Senadores como Gustavo Petro y Gina Parody pusieron en evidencia el objetivo de la renuncia de Ciro Ramírez, investigado por parapolítica.

Para votar la renuncia de Ramírez se pidió la votación nominal.

Pero los votos no fueron suficientes y la renuncia no fue aprobada, fue entonces cuando el secretario del senado, Emilio Otero, pidió levantar la discusión para salvar la votación, pero no sabía que el micrófono de la transmisión seguía abierto.

Publicidad

El debate se embolató y la renuncia de Ciro Ramírez por segunda vez no pasó en la plenaria.

Minutos después el tema se revivió.

Con el ingreso de dos senadores a la plenaria, la renuncia que debía votarse de forma nominal, terminó votada a pupitrazo. Esta misma semana fue llamado el reemplazo de Ciro Ramírez, el ex senador Guillermo Chávez, y que será un voto fundamental para la reforma política y la reelección presidencial.