La directora del Incoder admitió que no conoce el proyecto de ley que el gobierno está preparando para que las empresas que acumularon baldíos ilegalmente no sean sancionadas. Al Incoder que cuestionó las compras desde el principio, le redujeron su presupuesto a menos de la mitad.