La iniciativa del Gobierno sobre la reforma a la justicia será tratada por las altas cortes y el presidente, el próximo martes. El proyecto no cayó bien en las altas cortes. Para los magistrados, solo son rescatables artículos como la facultad que se les otorga para suspender a los magistrados inmersos en escándalos, la reestructuración de la Comisión de Acusaciones y el aumento a 20 años de experiencia en materia judicial para ser magistrados. Hay otros puntos que los tienen preocupados, como el de las inhabilidades, la eliminación de las facultades electorales y la eliminación de los comunicados para que se den a conocer las sentencias. En el encuentro, además, los magistrados ratificarán su compromiso de seguir sosteniendo reuniones con la ministra para continuar el análisis de las necesidades de la justicia.

Pero soplan vientos huracanados, como en la costa este de los Estados Unidos.