A esta hora el narcotraficante Miguel Mejía Múnera está en los calabozos de la Dijin, que es la primera escala de su camino hacia la cárcel de Cómbita y a una prisión en Estados Unidos.Según le dijo a los policías que lo capturaron, él se  arriesgó a viajar a Bogotá para estar presente en el sepelio de su hermano, que había sido dado de baja tres días antes en Antioquia.

Miguel Ángel Mejia Munera se arriesgó a perder su libertad o su vida por poder asistir al sepelio de su hermano mellizo víctor Manuel, quien fue muerto por la policía en Antioquia esta semana, y cuyo cuerpo fue reclamado por un tercer hermano para enterrarlo.

Miguel ángel conocido en el mundo del narcotráfico como uno de los mellizos le contó a los policías que lo trasladaron a Bogotá en un avión de ese organismo, que otro hermano, de profesión arqueólogo, fue quien reclamó el cuerpo en medicina legal para enterrarlo al parecer fuera de Bogotá.

El mellizo también les contó a los oficiales que lo trasladaban, que había preparado todo para poder entrar a Bogotá y asistir al sepelio de su hermano víctor, pese a que sabía que la policía estaría infiltrada en el lugar para lograr su captura. Sin embargo les confesó a sus custodios que estaba dispuesto a invertir una millonaria suma de dinero para poder, según él, estar en el lugar sin ser visto.

Publicidad