Diez miembros de una misma familia, que se dirigían a un entierro en el este de Afganistán, murieron el martes cuando una bomba estalló al paso de su vehículo, informaron responsables locales.

«Las víctimas son cinco hombres, dos mujeres y tres niños de una misma familia», declaró Talib Mangal, portavoz del gobernador de la provincia de Jost, a la AFP. «Viajaban a la provincia de Logar para asistir a un funeral», añadió.

El portavoz de la policía provincial, Adil Haidar, confirmó el incidente y su balance. Por su parte, el portavoz el ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, añadió que los talibanes habían colocado la bomba al borde de la carretera.

Los insurgentes, contactados por la AFP, no hicieron comentarios por el momento.

La situación en Afganistán continúa deteriorándose, incluso en medio de las discusiones entre Estados Unidos y los talibanes sobre una retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán a cambio de garantías de seguridad por parte de los insurgentes.

El fin de semana pasado, varios medios estadounidenses informaron que Washington contemplaba anunciar esta semana su intención de sacar a 4.000 de sus soldados del país, donde actualmente 13.000 de ellos se encuentran desplegados.

La provincia de Jost está situada al sureste de Kabul, en la frontera con Pakistán.

Publicidad

El viernes, diez afganos, incluidos cuatro mujeres y un niño, murieron en el este del país igualmente por la explosión de una bomba al paso de su vehículo.