La Primera Dama llevó hasta Cumaribo mercados que favorecerán a cerca de 1.600 personas. Adicionalmente, ‘Ayudar Nos Hace Bien’, la campaña que lidera desde el pasado 25 de marzo, contempla ayudas alimentarias que cobijan a los demás municipios de Vichada y que en total beneficiarán a cerca de 4.500 ciudadanos.

“Una de las causas principales que hemos liderado desde el Despacho es proteger a los niños en su desarrollo, con un propósito que es la nutrición en cuerpo y alma”, señaló la Primera Dama, María Juliana Ruiz, luego de identificar a un menor de cuatro años en riesgo de desnutrición en Cumaribo (Vichada), que a partir de la fecha recibirá el acompañamiento del programa  ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’. del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

“Hoy estamos llegando con nutrición para el cuerpo gracias a todos los colombianos y con nutrición para el alma pudiendo acercarnos a todas estas familias, recordándoles el valor de criar a sus hijos con amor, con respeto y con la responsabilidad de atender cualquier necesidad o vislumbrar cualquier riesgo como puede ser la desnutrición”, agregó la señora María Juliana.

Durante su recorrido por el municipio más extenso de Colombia, en el marco de la campaña ‘Ayudar Nos Hace Bien’, la Primera Dama, junto con la Directora de Nutrición del ICBF, Zulma Fonseca, un equipo de la misma entidad y la Consejera Presidencial para la Niñez y Adolescencia, Carolina Salgado, identificaron el caso de Javier Miganal, quien a sus 4 años tiene el peso de un niño de un año de edad.

“Pudimos reconocer un riesgo de desnutrición en Javier a partir de un tamizaje de talla y peso. Hoy queda inscrito en el programa (1.000 Días para Cambiar el Mundo) para ser evaluado, para darle seguimiento, iniciar un proceso de recuperación y estamos seguros de que este será un caso que habrá valido la pena”, manifestó la Primera Dama.

Así las cosas, Javier recibirá el apoyo nutricional que contribuya a su recuperación y su familia será orientada para mejorar la seguridad alimentaria, servicio que se prestará inicialmente por cuatro meses,  todo de acuerdo al avance que registre el menor de edad.

“Acá estamos haciendo presencia en este rincón del país, precioso, de gente amorosa, con una cultura e identidad regional muy importante que no se puede perder, que se debe capitalizar a partir de las comunidades, pero donde también es necesario sembrar esa conciencia y ese sentido del valor de la vida, de la protección de los niños y de la responsabilidad que tenemos los padres, y la comunidad en general, de proveer ese desarrollo sano y esa nutrición en cuerpo y alma de todos nuestros niños”, concluyó la Primera Dama.