En su casa, en el municipio de Sonsón, oriente antioqueño, fueron hallados los cuerpos sin vida de Alejandro Cardona de 48 años, su esposa Sandra Milena Atehortua de 36 años, y el de su pequeño hijo de nueve años.

«Preliminarmente, a simple vista es que al parecer estas personas fueron ultimadas con arma blanca se está recogiendo material probatorio, revisando con los vecinos», dijo el coronel Giovanny Buitrago Bertrán, comandante de la Policía de Antioquia.

El robo de un dinero habría ocasionado el asesinato, según la investigación de la Policía Judicial.

«Al parecer esta persona, que es propietario de una cantera, había retirado algún dinero para cancelar algunos de sus empleados, las deudas que tenía por los servicios prestados. Parece que unas diferencias con ellos, la hipótesis que estamos evaluando, puede ser un tema de un hurto», sostuvo el coronel. 

La Policía adelanta una operación en la búsqueda de los autores de los asesinatos.