Tres generales y ocho coroneles, hacen parte de la lista de 40 uniformados llamados a declarar por las acciones u omisiones suyas que le habrían permitido al Centro Democrático, a través de su asesor espiritual, obtener información que puso en riesgo la seguridad nacional.