Los ocho mil cupos de educación superior que para este año debía tener disponibles la Universidad Distrital no se abrirán. La construcción de una de sus dos nuevas sedes no ha arrancado y la otra lleva un año de retraso.

Se trata de dos sedes de la universidad pública de la ciudad, que debían dar cubrimiento a las poblaciones del centro y el sur del Distrito.