Tres de las universidades más prestigiosas del país en posgrados médicos le pidieron a la ministra de Educación que revise las convalidaciones hechas a galenos que hicieron cursos de fin de semana en Brasil para acreditarse como cirujanos plásticos.

Ellos hacen la diferencia entre sus cinco años continuos de práctica y aprendizaje para reconstruir piel, órganos y miembros, frente a quienes viajan fines de semana a Brasil para recibir cursos de cirugía estética sólo con ánimo de lucro.