Queda absolutamente claro de dónde vienen ciertas características del lenguaje del candidato presidencial Rodolfo Hernández.

A sus 77 años de edad, el exalcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández es el candidato más longevo de estas elecciones y quien en todas las encuestas aparece en tercer lugar después de Gustavo Petro y Federico Gutiérrez. Hernández ha hecho una exitosa campaña con un lenguaje popular y directo. Pues descubrimos, en la cuenta de Instagram del candidato, de dónde aprendió a llamar al pan pan y al vino vino. Miren lo que dice doña Cecilia, su señora madre, quien acaba de cumplir 97 años de edad. Relata de cuando era joven y le pidieron plata para ayudar a unos fabricantes de tabaco en su pueblo.

Entra video: «Yo no les di ni cinco centavos. Si quieren métanme a la cárcel, pero yo no les voy a dar a esos vagabundos que tienen allá, haciéndose la paja. Y nosotros aquí trabajando. ¿No es así? Esa joda. Si los tienen ahí es porque tienen plata para darles, no a costilla de los que trabajamos. Entonces me mandaron al alcalde: “¿Ala, Cecilia, qué fue lo que dijo?” y le conté y se quedó… Mire».

Queda absolutamente confirmado que lo que se hereda, no se hurta.