El Departamento de Justicia de los Estados Unidos le respondió hoy a la JEP que no va a remitirle las pruebas contra el señor Jesús Santrich.

Dice la institución norteamericana que la JEP «solicita esta afirmación adicional, con el fin de determinar si la solicitud de extradición [de Santrich] cumple con lo requerido […] Por la constitución de Colombia […] Con gran respeto debemos rechazar esta solicitud, ya que es contraria a nuestra práctica y solicita evidencia innecesaria para decidir sobre esta extradición. Primero, de acuerdo con nuestra práctica de tratados, los Estados Unidos requieren para la extradición [de Santrich] que cumpla con los requisitos de todos los tratados aplicables a las leyes colombianas, así como a la práctica de extradición de larga data de Estados Unidos con Colombia. Segundo, en cualquier caso es innecesario proporcionar evidencia complementaria aquí, porque la solicitud de extradición proporciona toda la información necesaria para tomar una decisión sobre la extradición [de Santrich] […] Las acciones criminales supuestamente cometidas por Hernández [Santrich] ocurrieron claramente después de la fecha de vigencia del acuerdo final para terminar el conflicto armado».

Y termina diciendo la carta del Gobierno norteamericano que «Estados Unidos valora la relación de cooperación que compartimos con Colombia».