La Sociedad de Activos Especiales, entidad que administra los bienes en proceso de extinción de dominio, recuperó varios predios en Cundinamarca que estaban en poder de las Farc.

La diligencia fue realizada cerca al páramo de Sumapaz, donde se identificaron 443 hectáreas ocupadas por terceros. Lo curioso del operativo es que el propio exjefe guerrillero Pastor Alape se desplazó hasta la zona para indicarle al Gobierno la delimitación y ubicación de los predios.

Estos terrenos valen más de cinco mil millones de pesos y ahora serán utilizados para reparar a las víctimas.