Altos funcionarios del Gobierno del expresidente Santos explicaron hoy por qué hay un faltante de $ 25 billones en el presupuesto de gastos e inversiones que presentó al Congreso para el próximo año.

Ese presupuesto, incluso, fue recortado en un 6 %, tanto en gastos como en inversión, precisamente acomodándose a la política de ajuste que, en su momento, adoptó el entonces ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas.

El faltante está originado en las nuevas inversiones que quiere realizar cada uno de los nuevos ministros. Obviamente, en el presupuesto, el Gobierno Santos no podía incluir el costo de todas las cosas que proyectan realizar los ministros del gobierno Duque, ahí está el faltante, es decir, el presupuesto Santos se ajustó al diseño de la inversión y el gasto público, con base en los recursos previstos para el año próximo.

Cómo recauda el gobierno Duque los $ 25 billones más que necesita para nuevas inversiones es el gran rompecabezas del presidente y de su ministro de Hacienda.