Radical llamado de atención a un magistrado de la Justicia Penal Militar.

Un inusual reclamo le dirigió el director de la Unidad Administrativa Especial de la Justicia Penal Militar y Policial, José Reyes Rodríguez Casas, al magistrado del Tribunal Superior de esa jurisdicción coronel en retiro Julián Orduz Peralta. A este magistrado se le vencerá el periodo el 20 de marzo y la queja es que el magistrado Orduz no trabaja. Según la estadística presentada, en su despacho hay 79 procesos en turno de decisión; hay procesos que esperan resolución judicial desde el mes de enero de 2019.

El reclamo dice textualmente lo siguiente:

«La invitación respetuosa es entonces, señor magistrado, a asistir a trabajar en los horarios que le corresponde y a potenciar exponencialmente los indicadores de productividad, eficiencia, eficacia y gestión en el tiempo que resta de su periodo».

Con semejante regaño, el país judicial queda pendiente de la respuesta que dará el magistrado Orduz Peralta, y nosotros también, para su publicación, señor magistrado.