La terna enviada por el presidente, Iván Duque, dejó a unos magistrados sorprendidos y a otros, molestos.

Aunque consideran que los ternados propuestos, Clara María González, Margarita Cabello y Leonardo Espinosa son personas con hojas de vida impecables, creen que no son los indicados para ejercer como fiscal ad hoc. Magistrados piensan que este cargo no es una simple designación porque tendrá las mismas competencias que el fiscal general, lo cual incluye solicitar hasta ordenar detenciones de personas. Además, se discute si el encargo impone inhabilidades; hay magistrados que creen que el presidente se equivocó al ternar a una magistrada que es miembro de la Corte, porque los está inhabilitando para votar por ella, por ser compañera y por haber participado en la elección de 15 de los actuales magistrados.

Por eso, no se sorprendan si la Corte devuelve la terna. Lo que les dije anoche.