El liberalismo es hoy abanderado de la oposición al IVA para los productos de la canasta familiar. Primero, sus parlamentarios ponentes de la reforma tributaria, Rodrigo Villalba, Fernando Arroyave y Alexánder Harley Bermúdez, con el apoyo de Carlos Chacón, presidente de la Cámara, Mario Alberto Castaño y Wílmer Carrillo, lograron convencer al ministro Carrasquilla de la absoluta impopularidad de gravar la canasta familiar y de la conveniencia de usar otras alternativas para enfrentar el déficit fiscal.

Hoy, los bogotanos que transitan por la calle 34 con Av. Caracas leen sobre la sede del Partido Liberal esta pancarta: «Feliz Navidad sin IVA».

El regalo se concretó luego del acuerdo alcanzado entre el Congreso y el Gobierno para no gravar la canasta familiar.