La representante Sara Piedrahíta, de la U, calificó de «fraude» y «burla a la justicia» la designación que hizo el presidente del Partido de la U, Aurelio Iragorri, de la terna para la Gobernación de Córdoba tras la suspensión de Edwin Besaile. La parlamentaria cordobesa dijo que quería «dejar claro que esta terna no fue producto de consenso y constituye una burla a nosotros los cordobeses». Iragorri envió los nombres de Camilo Mejía, Orlando Medina y Sandra Devia al presidente de la República Duque para que escogiera al nuevo gobernador de Córdoba. Dice la representante que la terna es del congresista John Moisés Besaile, hermano de Edwin.

El pobre Aurelio Iragorri tendrá ahora que enfrentar esa minicrisis que le estalló.