Uribe habló acerca de la voladura de los puentes peatonales en Ragonvalia, Norte de Santander y afirmó que llevara el caso a los entes internacionales por la grave acción de la Guardia Nacional Venezolana.

 También afirmó que el gobierno lucha contra el terrorismo y nunca realizará la guerra a los pueblos hermanos, mucho menos contra Venezuela. El ministro de defensa Gabriel Silva dijo "No caemos en guerra verbal o insultos, nos resbala lo que puedan decir, lo que sí no podemos aceptar es una agresión contra la población civil ni contra el territorio patrio. Para eso estamos preparados".

 Por otra parte, Ramón Cáceres, vicepresidente venezolano afirmó "No tienen sustento" las denuncias de Colombia refiriéndose que los puentes eran pasarelas improvisadas para el paso de narcotraficantes.

 Uribe criticó la acción pero reitero que no va a cerrar la frontera y que el comercio entre ambas naciones seguirá sin ninguna restricción.