El asesino de Carlos Castaño y jefe de sicarios de su hermano Vicente, alias Mono Leche, sostiene que el entonces presidente Álvaro Uribe intentó copiar el programa que el Clan se inventó para encubrir el escudo humano de pobres que crearon alrededor de su hacienda.

Según él se trataba no de un plan de seguridad sino de uno para erradicar el hambre, cuyos detalles pidió el entonces presidente a través del comisionado de paz.