El presidente Álvaro Uribe le propuso a todos los partidos y movimientos que integran la coalición de gobierno que se fusionen en un solo partido.

 

La propuesta del presidente ha sido recibida con reserva porque algunos de los partidos uribistas sienten que están menos emproblemados que otros, especialmente en el tema de la parapolítica.

El presidente Álvaro Uribe le propuso esta semana a los congresistas de su coalición disolver sus partidos.

Les dijo a los militantes de los partidos de la U, Cambio Radical, Convergencia Ciudadana, Colombia Democrática, Primero Colombia y Alas Equipo Colombia, que cierren filas en torno a un solo partido, más fuerte y que de verdad tenga conexión con el pueblo.

Publicidad

Pero a los voceros de los partidos uribistas no les suena la idea. A pesar de la marca que les ha dejado la parapolítica, aún piensan que sus partidos mantienen la legitimidad y la identidad.

“Esa no es la solución, todo lo contrario, lo que debe hacerse es que las instituciones y la democracia se puedan mantener y los partidos son fundamentales para que ellas puedan sobrevivir”.

Otros piensan que a pesar de su coincidencia alrededor de Uribe, cada partido tiene su ideología propia.

“¿Se imagina usted reunir a diferentes partidos en un solo partido cuando internamente hay diferencias?”

Y por ello sus propuestas van más a mejorar lo existente, para lograr fortalecerse.

“Me parece que lo que se impone es mirar otras opciones y no unificar al extremo que se vuelva monolítica una expresión que en la práctica solo puede quedarse en prácticas, en mi opinión censurables”

“Lograr la unión de varios partidos para hacerlos más fuertes es positivo, siempre y cuando la fortaleza devenga de las ideas y de los programas y no del número de votos”

Igual comenzó Chávez para formar el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV. Primero convenció a los partidos políticos que lo apoyaban de que se disolvieran e ingresaran al PSUV. Hoy suman casi seis millones de venezolanos.