En la plenaria del senado en que se discutió la suspensión de la magistratura de Jorge Pretelt, quedaron en evidencia los congresistas que lo apoyaban por regionalismo, por ser de su partido o por amistad.