Según un estudio que adelanta la Universidad de Pittsburg en Estados Unidos, los padres no deben permitir que los niños se excedan en el uso de teléfonos celulares.

El director del Instituto del Cáncer de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, Ronald Herberman, alertó sobre el peligro del uso excesivo del celular, especialmente en niños.

El científico, quien aclaro que el estudio sobre la relación del cáncer y del uso del celular, esta en proceso, aseguro que en los pequeños y en los fetos, que tienen órganos en formación las radiaciones emitidas por los teléfonos podrían dañarlos de manera definitiva.

Las pruebas se han realizado hasta ahora con animales, pero el experto en cáncer, afirmó que las hondas emitidas por esos aparatos pueden desarrollar esa enfermedad en los humanos. Por eso insiste en que mientras salen los resultados de la investigación, es necesario restringir el uso de los celulares a los menores de edad, solo a emergencias.

A la alerta del científico, se sumaron médicos de Francia, Italia y Holanda, que también hacen parte del equipo que estudia los efectos de los teléfonos móviles en el organismo.