Un nuevo giro dio este viernes el caso por el crimen de la sargento chilena Ilse Amory Ojeda, luego de que la Procuraduría pidiera anular la audiencia de acusación contra Juan Valderrama, argumentando que la Fiscalía no sustentó los delitos imputados.

La juez negó la petición y quedó en manos del Tribunal de Justicia de Bucaramanga definir si este juicio se cae o sigue; los cargos contra Valderrama se redujeron.

Así lo indicó la abogada Flor Alba Cely de Vera, «se van a imputar solo dos cargos» y por solicitud de la juez y el Inpec el sindicado no asistió. 

La familia de la sargento rechazó la decisión del Ministerio Público, «todos los testigos y todo lo que ha enviado la Fiscalía chilena es contundente», dijo Alejandra Ojeda. 

Aunque la Fiscalía no entregó los resultados del examen psiquiátrico practicado a Valderrama, en la audiencia el fiscal aseguró que el expolicía es imputable según Medicina Legal.

Para el 3 y 5 de diciembre se fijó la audiencia preparatoria del juicio oral que será el 16 de enero del 2020, donde el acusado deberá responder por los delitos de feminicidio agravado y desaparición forzada; aunque Valderrama sigue declarándose inocente no se descarta un preacuerdo con la Fiscalía y saber el fallo del tribunal .