En entrevista con el Canciller de Francia, Bernard Kouchner, el Presidente de Colombia, Álvaro Uribe rechazó la participación de Venezuela con el grupo de países mediadores para la liberación de los rehenes.

La visita del canciller francés tenía por objetivo principal que el gobierno colombiano reconsiderara la inclusión del gobierno de Hugo Chávez como mediador en las liberaciones de secuestrados, el presidente Uribe lo recibió con una negativa rotunda.

Cuando Kouchner consultó acerca de la lista de países colaboradores del proceso humanitario, el presidente Uribe aceptó acercarse al gobierno brasilero e incluso al cubano, pero no estuvo receptivo a que Venezuela estuviera en la causa.

Por su parte, el titular de la Cartera de Defensa, aclaró que su intención de las declaraciones del día anterior no fue de poner en riesgo la vida de los secuestrados y aceptó hoy que aunque las tropas del ejército colombiano conocen el sitio exacto de donde se encuentran los secuestrados, también tienen órdenes de no aproximarse y no entorpecer la entrega de los rehenes.